Blogia
LaLWëNDe

1Imagen=+D1000Palabras

Dime cómo besas... y te diré cómo mientes

Dime cómo besas... y te diré cómo mientes El beso, Robert Doisneau. 1950

Una de las imágenes universales del amor, representado en su estereotipo más juvenil y desenfadado sobre el fondo mítico que sólo París es capaz de ofrecer. Esa podría ser la conclusión que obtenemos al primer vistazo. Sin embargo, la premiada e histórica instantánea fue realmente “revelada” hace unos meses, cuando la protagonista de la fotografía puso en venta la copia de su imagen y admitió que aquel había sido un beso fugaz, sin ningún tipo de significado, en una relación pasajera.
E incluso otros rumores se unen a la supuesta fugacidad y la suerte del fotógrafo para estar en el momento preciso y captar el instante, ya que se dice que los protagonistas eran actores y su mérito no residió más que en la recreación escénica, que por cierto, tuvo que ser repetida en varias ocasiones porque el resultado parecía no convencer del todo al artista.
Sea lo que sea, y aunque estos datos hayan escandalizado a románticos de todos los rincones del mundo, la primera impresión es lo que cuenta.
Porque en el ojo universal ha quedado marcada como el ideal romántico que representa el beso apasionado de dos jóvenes enamorados paseando por las calles de la ciudad de la luz y el amor.
Y el make off es más fácil de olvidar que todo eso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres