Blogia
LaLWëNDe

SéptimoArte

La quimera del oro

La quimera del oro LA QUIMERA DEL ORO (1925)

Título original: The Gold Rush
Director: Charles Chaplin
Intérpretes: Charles Chaplin, Mack Swain, Tom Murray, Henry Bergman, Malcolm Waite, Georgia Hale.

La quimera del oro demostró que comedia y tragedia no se hallan muy lejanas. La inspiración le vino al genial cómico de la fiebre del oro de Klondyke a finales del s.XIX y de un libro acerca del desastre ocurrido a un grupo de inmigrantes en 1846, cuando sitiados por la nieve en Sierra Nevada, se vieron obligados a comerse los mocasines y los cadáveres de sus compañeros. Y, a partir de aquí, surgió una gran comedia que se convirtió en clásico.

Sinopsis
Movido por la fiebre del oro que sacudía el país, un vagabundo se lanza a la aventura en las montañas nevadas. Allí sufrirá todo tipo de calamidades: encuentros esporádicos con un oso, se verá aislado por la nieve junto a un leñador y su cabaña será arrastrada por una tempestad. Pero todo parece cambiar cuando, ya sano y salvo, de vuelta al pueblo instalado en la montaña, conoce a una joven bailarina.

A destacar...
Fue la película más laboriosa de toda la carrera de Chaplin. Recreó, con más de seiscientos extras (la mayoría vagabundos procedentes de Sacramento), la imagen histórica de los buscadores de oro que ascendían el Chilkoot Pass. Y para ello, los transportó en tren y grabó en exteriores el paso que atravesaba la montaña nevada. Para el resto de escenas, se diseñaron maquetas y se fabricó una cordillera en miniatura con madera, alambrada, yeso, sal y harina. Siendo un triunfo para el equipo el momento en el que la cabaña de los mineros es arrastrada por la tempestad hacia un precipicio.
Como lo es también el fragmento en que podemos ver a Chaplin cociendo su bota con aire de gourmet mientras a los ojos de su compañero Big Jim se va transformando de manera intermitente en un pollo al horno, logrado únicamente con una cámara y el buen hacer de Chaplin. O el baile de los panecillos y tenedores mientras prepara la cena de nochevieja a la bella bailarina a la que interpreta Georgia Hale, son dos de las escenas míticas de esta película, de la que el mismísimo Charles Chaplin dijo que era por la más deseaba ser recordado.

La anécdota: Los zapatos que se come Chaplin, fueron creados con regaliz para la ocasión. Se dice que tuvo que ser repetida varias veces y el actor acabó bastante empachado...

La frase:
Bailarina: ¿Sabes? Pienso irme con el primer hombre que vea esta noche.
(Off: Entonces se giró, y miró, y miró, y miró, y miró...)
El vagabundo, enamorado de ella, se encuentra justo al lado. La bailarina, con la mirada perdida, parece no darse cuenta.

Más sobre La quimera del oro aquí
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Parafraseando

Parafraseando Resulta que llevaba yo bastante tiempo pensando en publicar la lista esta que han hecho los americanitos sobre las mejores frases de la historia del cine, cuando me asaltó una idea: ¿Y si hago un meme de las frases de películas que más os hayan marcado?. Así que nada, propongo el juego...
Aquí va mi ranking...(he de reconocer que son bastante ñoñas)

"He estado pensando en la chica del vaso de agua. Creo que está distraída porque está pensando en alguien." Amèlie
"Tuve que llamar a todas las floristerías de 17 Estados. Les dije que era la única manera de que mi esposa se casara conmigo" Big Fish
"Abróchate el cinturón Dorothy, porque despegamos hacia el mundo de oz" Matrix
"No es más que la sombra de una ilusión lo que anhelas." El señor de los anillos: El retorno del rey.
"Muchacho. Vas a perder ese avión." Antes del atardecer
"Siempre estaré ahí para protegerte. Siempre seré tu amigo" Spiderman
"De todos los bares de todos los lugares del mundo, ella tuvo que venir al mío." Casablanca
"Siempre seré tu chica" Forrest Gump
"Podrán quitarnos la vida, pero jamás nos quitarán la libertad" Braveheart
"Me tenías con el 'hola'" Jerry McGuire

(Bfff y se me ocurren muchas más... como "Quiero lo mismo que está tomando ella" de Cuando Harry encontró a Sally; o "Mi nombre es Máximo" de Gladiator; o "¡Mi mamá está enfemmita y mi papá vive de las bazurahs" de Shrek II...jejeje. ¡¡Cuántas!!...pero con 10 está bien...)

Y bueno... se lo envío a:

Duna
Hache
Tharsis
Hmmm (Javi) Que aún creo que no me conoce demasiao, pero lo visito muchísimo. De hecho, de aquí he sacao la lista de las pelis ;)
Ángel Caido

Largo domingo de noviazgo... ¿Amèlie 2?

Largo domingo de noviazgo... ¿Amèlie 2? Es cierto que es imposible hablar de 'Largo domingo de noviazgo' si no se habla de 'Amèlie'. La historia, basada en la novela de Sebastien Japrisot, deja ese cierto regusto de dulzor que dejaba ese hada madrina que arreglaba la vida a todos y se fija en esas pequeñas historias tan típicas del cine de Jeunet de los últimos tiempos (lo comprobaréis al comienzo de la película). Pero Amèlie y Mathilde, a pesar de que son interpretadas por Audrey Tatou, no comparten más que esto:la actriz que les da vida. Mathilde es una heroína que se embarca en una aventura contra todo mal presagio que anuncia que su prometido Manech está muerto. Optimista, como Amèlie, es mucho más valiente y decidida y además, es víctima del polio, con lo que el dramatismo del personaje se acentúa y se aleja del de la joven inocente y dulce de Amélie. La historia en sí es mucho más dramática y las imágenes son mucho más duras, pero se sigue tratando el mismo tema: el destino.
Amèlie, cuyo título original era 'Le fabuleux destin d´Amèlie Poulain' (el fabuloso destino de Amèlie Poulain), descubre que está destinada a arreglar la vida de los demás cuando descubre una cajita abandonada en un escondite secreto.
Mathilde en 'Largo domingo de noviazgo' ('Long dimanche de fiançailles'), no está dispuesta a aceptar que haya perdido para siempre a su prometido Manech, se embarca en un extraordinario viaje para descubrir su destino, a pesar de que todos le dicen que su último viaje fue hacia trinchera en primera línea francoalemana de la que no sobrevivió nadie en la Primera Guerra Mundial. Porque Mathilde tiene una profunda confianza en sí misma, en sus pálpitos, en las señales. Porque si Manech estuviera muerto, ella lo sabría...
No. Definitivamente no creo que sea Amèlie 2, no tiene nada que ver aunque los guiños son inevitables. Pero seguro que a todos los que os gustó Amèlie os cautivará este 'Largo domingo de noviazgo' y os quedaréis con esa sonrisa boba de satisfacción. Incluso apuesto que asomará alguna lagrimilla. Admiraréis la ambientación, el París de los años 20, el vestuario. Os impresionarán las duras imágenes de las trincheras. Y os volveréis a enamorar de Audrey Tatou.

El epígrafe al libro de Japrisot es una cita de 'Alicia en el País de las maravillas'. La capacidad que algunos tienen para ver lo que otros no pueden ver o, lo que es más importante, no mirar lo que todo el mundo ve, es algo que me impresiona. Mathilde está profundamente convencida de que tiene razón, a pesar de lo que piensen todos los demás.
Jean-Pierre Jeunet

Los amantes del círculo polar

Los amantes del círculo polar "Me di cuenta de que al dejar a Ana me había quedado sin destino. Y ahora tenía que inventarme uno..."

Esta película me fue recomendada por una amiga y me cautivó...Cómo no...habéis acertado... es otra historia de almas gemelas, señales y melancolía en off a la que pone marco la insaciable búsqueda de un círculo polar en Finlandia.
Recuerdo que la vi sola en mi cuarto y luego, mi cabeza no paró de dar vueltas y vueltas en esa habitación. Me encanta cuando la película sigue después de los rótulos, porque eso es lo que diferencia una buena película de la que no lo es. Pero lo cierto es que Los amantes del círculo polar te implica de un modo muy íntimo. Es una película cercana, con guión precioso que explora cada rincón de Ana y Otto de tal forma que los sientes tuyos.
El destino, manejando las vidas de los personajes a su antojo, se hace el protagonista indiscutible del argumento. En fin, un círculo que comienza a los ocho años de vida de nuestros personajes, cuando echan a correr a la salida del colegio por diferentes motivos, y que se cerrará diecisiete años más tarde en el mismo borde del Círculo Polar.

Buscando a NeMo

Buscando a NeMo Ayer estuve viendo (por tercera vez) una de las maravillas de Pixar: "Buscando a Nemo".
Tenía muchísimas ganas de volverla a ver porque es de las pocas películas que me han arrancado una tremenda carcajada y ha asomado alguna lagrimilla sin querer...
En realidad no sé por qué dicen que es una película para "niños chicos", porque creo que se puede aprender mucho de ella: que sin locura es imposible vivir aventuras y lo importante que es contar con la ayuda de los demás, pero sin dejar de tener confianza en nosotros mismos, que "con fe todo es posible". Lo importante que no es rendirse en este mundo...Sigue nadando, sigue nadando, nadando, nadando...
Es maravilloso saber que le estamos inculcando estas ideas a los más peques a través del fantástico colorido que invade cada escena, el entrañable Nemo y su papá Marlin, conocer que las tortugas son tan guays, que los tiburones no son tan malos, y que las gaviotas son completamente estúpidas ( ¿quién no ha dicho alguna vez: mío,mío,mío...?). Y, por supuesto, no podemos olvidar a la alocada y olvidadiza Dori (a la que tantas personas dicen que se parece a mí en su histeria y en ese despiste tan agudizado... ¡y yo tan contenta! ¿eh?, jeje).
Bueno, ¿y qué si es para niños pequeños?... ¡¡A mi me encanta serlo!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

BIG

BIG Con esto del día mundial de la infancia, Antena 3 va a emitir hoy una de las películas que más veces he visto (y que seguramente volveré a ver esta noche): BIG.
Como supongo que ya todos la habéis visto, o al menos esa memorable escena del piano en la tienda de juguetes, y los que no estaréis viendo el Barça- Madrid... pues no os voy a contar de qué va. Únicamente, pues animaros a que la veáis otra vez, porque siempre es bueno recordar lo importante que es guardar un niño en tu interior y lo divertida y emocionante que podría llegar a ser la vida si todos fuésemos así...

(A mí me va bien, jeje)

Dejar el amor en manos del destino: Serendipity

Dejar el amor en manos del destino: Serendipity Ojeando algunas blogs y pululando por la red esta mañana, he estado leyendo sobre las películas "Antes del amanecer" y "Antes del atardecer" (tengo unas ganas tremendas de verlas), y me ha venido a la memoria una película que vi hace tiempo sobre el destino, las almas gemelas, señales y reencuentros...
Se titula Serendipity y acontece (sino recuerdo mal) entre EEUU e Inglaterra. Es la historia de un chico y una chica que creen ser almas gemelas tras pasar una tarde juntos pero, al estar comprometidos con otras personas, deciden dejar al destino que decida su reencuentro a través de un billete y un libro...
La película es bastante curiosa y tiene momentos muy bonitos, como cuando Johnattan (John Cusack) ve la constelación de Casiopea en el brazo de Sarah (Kate Beckinsale). Así, cuando ambos se van a casar y emprenden la búsqueda de su mitad, "Casiopea" se convertirá en otra de las mágicas señales que, como en un tapiz donde se entretejen los acontecimientos, acabará guiando a los protagonistas a su destino.
Un libro, un dólar, una cafetería, dos bodas, una constelación, una pista de patinaje, un par de guantes que no terminan de encontrarse... y una pizca de humor.
Si creéis en el destino no os la perdáis...
...Bueno, quizá sea ella la que se os presente un día en casa para que la veáis, quién sabe :)

Amèlie: "Dulce y tierna historia de amor"

<strong>Amèlie: &quot;Dulce y tierna historia de amor&quot;</strong> En esta película, una de mis preferidas, nuestra pequeña Amèlie Poulain (Audrey Tatou) se convierte en el hada madrina de todos los que la rodean.
Alejada de los niños de su edad, Amèlie imagina un mundo que ajusta a su medida. En este peculiar mundo en el que aún se disfruta de los pequeños placeres de cada día, Amèlie se convierte en camarera de "Les deux Moulins", una cafetería de Montmâtre. De repente, su vida da un giro inesperado cuando descubre un pequeño tesoro escondido, cuyo dueño se propondrá encontrar, pero por el camino se encuentra con Nino Quincampoix, una persona que, como Amèlie, tampoco encuentra su lugar. Así, comenzará una serie de "estratagemas" (como Amèlie nos dice), mientras ayuda a todos los que la rodean a ser un poco más felices y a disfrutar de la vida. Pero, ¿quién cuidará de ella...?.
Una magnífica película que seguro que admirarás una y otra vez, y siempre te dejará ese buen sabor de boca que pocas logran. Amèlie nos transporta hacia un mundo mágico que no es más que el que pisamos cada día, nos hace creer en que todo es posible y nos arranca más de una sonrisa. Ella hace que el espectador sea cómplice de su inocente mirada, gracias a los majestuosos juegos de cámara y a la deliciosa BSO de Yann Tiersen, invadiéndonos de dulzura en un París que no hace más que acentuar la belleza de este poema audiovisual.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres